Exigimos el cierre inmediato de casas de apuestas y páginas relacionadas y alentamos la creación de centros comunitarios para la juventud trabajadora, independientes del Estado, que reanimen la convivencia y pongan freno a la descomposición total de nuestros barrios.