La humanidad ha dado un nuevo paso hacia el precipicio en esta barbarie dominante. Una barbarie que hoy muestra nuevamente una de sus caras más destructiva, la guerra. Una guerra producto de unas clases dominantes, de una a otra potencia, que llevan décadas alimentando los conflictos que estallan hoy y en los próximos años. La bestia que lanza sus ataques contra la población ucraniana es la misma bestia que nos empobrece a los trabajadores de todo el mundo, incluidos los trabajadores rusos. Pero ante esta situación, ¿cuál debe ser la respuesta de los internacionalistas?

No solo le corresponde a los trabajadores ucranianos y rusos oponerse a ser las víctimas del enfrentamiento capitalista, sino que cada día es más urgente que los trabajadores en todo el mundo nos organicemos y luchemos contra la guerra imperialista, para lo cual debemos hacer del capitalismo y todas sus miserias una reliquia del pasado.

Volvemos con más fuerzas porque la situación sigue siendo de urgente denuncia. Crítica ante una sociedad en decadencia a la que hay que oponer organización y alternativas que sigan el camino hacia una sociedad igualitaria y desmercantilizada. Una propuesta organizativa revolucionaria totalmente necesaria en nuestros días.

Socialismo

Nuevamente podemos decir que un fantasma recorre el panorama político. El socialismo y el comunismo son palabras de moda en la boca de sus más ineptos enemigos, ya se digan de derechas o izquierdas. Desde Vox a Podemos se habla del socialismo y el comunismo como si estuviera presente, como adversario o en su defensa. ¿Pero qué es el socialismo?¿Realmente la dicotomía en Madrid es socialismo o libertad?

Hace tan solo unos días realizamos el Primer Seminario de La Antorcha, en el que tratamos los cuatro primeros cuadernos de formación preparados por los compañeros de la Escuela de Marxismo. Este primer seminario ha supuesto un importante paso para nuestra organización en cuanto a la formación tan necesaria para toda organización revolucionaria.

Muchos de los que se han acercado a nuestra organización, han venido con dudas o ante la incógnita de cuáles son nuestras posiciones o principios. Es por ello que nuevamente reivindicamos las decididas posiciones de nuestra organización y como entendemos que debemos organizarnos en la actualidad.

El COVID-19, agudizando la ya perenne crisis capitalista, nos pone frente a una aceleración de la precarización que ya vivíamos y de la que la juventud trabajadora es uno de los grandes afectados. Frente a ello, nuestras consignas no pueden quedar en palabras huecas.

Load More